viernes, 10 de febrero de 2012

Nacho Camacho e Iñaki. Cómo se hizo.


Por Jano/Cota

Es una de las tres historietas de Jano/Cota para el próximo número de Retranca, que por motivos ajenos a la empresa editora saldrá con algo de retraso, aunque esperamos que sea cuanto antes. Mientras tanto, adelantamos un 'cómo se hizo'.

El tema sugerido era Iñaki Urdangarín y sus problemas con la justicia. Aunque Jano y yo no solemos dedicar nuestro 'Nacho Camacho' a la temática central de cada número de la revista, en este caso hicimos una excepción. Ahí va mi guión original:

"Nacho Camacho e Iñaki.
Nacho Camacho atópase nun cabozo dunha comisaría. Nacho está sucio e ten a roupa feita un cristo. Ten cara de mala hostia. Ó seu carón atópase sentado Iñaki Urdangarín. Ten un traxe impoluto, reloxo de ouro, etc. Ten cara de circunstancias. O diálogo desenrólase en sucesivas viñetas. Eu deixaría a frase final para a última viñeta, como vexas.
NACHO: Oe, ti que fas aquí.
URDANGARÍN: Acúsanme falsamente de utilizar a miña condición de membro da familia real española no meu beneficio, de facer negocios irregulares, de fraude e de emitir facturas falsas. Pero é todo un malentendido. Eu son totalmente inocente. E ti?
NACHO: Eu fun a un puticlub, bebín dúas botellas de DYC, botáronme, collín o coche e estampeino contra unha farola. Logo mallei a hostias aos policías que viñeron determe e mexei no coche patrulla. 
Última viñeta:
NACHO: Eu tamén son totalmente inocente."


De ahí salió el siguiente storyboard de Jano:


Como se ve, Jano lo resolvió poniendo al lector en situación en la primera viñeta, dibujando la celda, y ya que esta historia en concreto carece de acción y se centra en el diálogo entre los dos personajes, las otras cinco viñetas son primeros planos de ambos hablando.

En Retranca tenemos dos páginas por número y ya teníamos nuestras dos tiras escritas, por lo que Jano decidió que ésta y otra ocuparan media página cada una para que cupieran las tres. Un acierto, ya que como hemos visto, al ser todo diálogo sin acción, la sucesión de planos hubiera resultado excesiva para una página entera, que hubiera ocupado el doble de espacio. Pero, ya que la historia había sido escrita para ocupar la página entera, nos encontramos con un exceso de texto. Aunque el el storyboard cabe todo, es a base de ocupar el espacio al máximo, con lo que el texto se come el fondo de las viñetas y no deja hueco ni a los bocadillos. Tampoco era posible, tal como hubiéramos querido, dedicar la última viñeta a la frase final "eu tamén son inocente".

Decidimos eliminar de la ecuación el factor "puticlub", con lo que sobraba la primera frase de la penúltima viñeta del story y la palabra "botáronme". El problema persistía en la última viñeta, y ahí vino el sacrificio más doloroso, ya que no había mucha manera de eliminar texto. Finalmente quedó fuera el "e mexei no coche patrulla". Era mi frase preferida del guión, pero era la única prescindible si queríamos conservar el argumento. Siempre se pierde algo por el camino. Éste es el resultado final:



Las otras tres tiras de nuestro 'Nacho Camacho' las podrás ver comprando Retranca en cuanto llegue a los quioscos. 


3 comentarios:

  1. UNA pregunta Rodrigo¿me comentaron que el museo de Colon en Poio ahora es una sede para taxistas? que triste...

    ResponderEliminar